La Música Clásica en Grandes Producciones de Cine

Las obras musicales son fundamentales en la construcción de las películas. Sin temas adecuados para escenas determinadas, muchas secuencias de los largometrajes carecerían de emociones.

Es común que, para cada película, los directores recurran a ciertos compositores para que creen canciones exclusivas para sus proyectos. Por ejemplo, el tema “Skyfall” fue creado e interpretado por Adele para la película homónima, dirigida por Sam Mendes. Asimismo, la española Rocío Dúrcal y el argentino Palito Ortega cantaron a dúo “Amor en el aire” para el largometraje del mismo nombre.

Sin embargo, hay cineastas que prefieren ‘adoptar’ obras de música clásica para dar matices a múltiples escenas de sus películas. Estos directores son conscientes de que la diversidad y versatilidad de las composiciones clásicas le otorgan otro nivel emocional a sus trabajos. Basta con constatar el uso que Stanley Kubrick le da a “El Danubio Azul” en “2001: Una odisea del espacio” (1968) o la intensidad que el “Intermezzo de Cavalleria Rusticana” de Pietro Mascagni le impregna a “Toro Salvaje” (1980) de Martin Scorsese.

Composiciones de Ludwig Van Beethoven en Peliculas

Los temas de Ludwig van Beethoven son de los más utilizados en las grandes producciones del cine. Por ejemplo, los hermanos Coen emplean la “Sonata para piano Nro. 8” para su laureado filme “El hombre que nunca estuvo allí” (2001).

Además, diferentes fragmentos de la Sinfonía Nro. 7, op. 92 han aparecido en decenas de largometrajes con distintos propósitos. Algunos casos son: “El gato negro” (1934) de Edgar Ulmer, “Isadora” (1968) de Karel Reisz, “The Fall. El sueño de Alexandria” (2006) de Tarsem Singh, “Viaje a Darjeeling” (2007) de Wes Anderson, “El discurso del rey” (2010) de Tom Hooper, etc.

No obstante, la obra de Beethoven que más veces ha engalanado el séptimo arte es, sin duda, la “Sinfonía Nro. 9”. Se resaltan las películas: “La alegría” (1950) de Ingmar Bergman, “Help!” (1965) de Richard Lester, “La naranja mecánica” (1971) de Stanley Kubrick, “Nostalgia” (1983) de Andrei Tarkovsky, “Jungla de cristal” (1988) de John McTiernan, “El club de los poetas muertos” (1989) de Peter Weir, entre otras.

Mención especial merece “Amor inmortal” (1994), dirigida por Bernard Rose, donde se utiliza gran parte de las composiciones de Beethoven ya que la trama gira en torno a pasajes de su vida.

Composiciones de Wolfgang A. Mozar en Peliculas

Las creaciones de Wolfgang Amadeus Mozart también se han convertido en una zona común de los filmes.

En la multipremiada “Memorias de África” (1985) de Sydney Pollack se puede apreciar el “Concierto para clarinete en La Mayor, K. 622”. A su vez, en “Romeo + Julieta” (1996) de Baz Luhrmann se logra distinguir la “Sinfonía Nro. 25”. Mientras que en “The Truman Show” (1998) de Peter Weir se emplean la “Sonata para piano Nro. 11 en La Mayor” y el “Concierto para trompa Nro. 1 en Re Mayor”. Y en “Ojos bien cerrados” (1999) de Stanley Kubrick hay presencia del “Réquiem Rex Tremendae”.

musica clásica en grandes producciones de cine

Otras películas que incluyen composiciones del autor austríaco son: “Masculino, femenino” (1966) de Jean-Luc Godard, “Teorema” (1968) de Pier Paolo Pasolini, “Historia de amor” (1970) de Arthur Hiller, “Barry Lyndon” (1975) de Stanley Kubrick, “Alien: el octavo pasajero” (1979) de Ridley Scott, “Y Dios creó a la mujer” (1988) de Roger Vadim, “Cuando Harry conoció a Sally” (1989) de Rob Reiner, “Una mente brillante” (2001) de Ron Howard, “Batman inicia” (2005) de Christopher Nolan, “La isla” (2005) de Michael Bay, “Superman regresa” (2006) de Bryan Singer, “Bajos instintos 2” (2006) de Michael Caton-Jones, etc.

Por supuesto, se hace especial énfasis a la película de culto “Amadeus” (1984), dirigida por Milos Forman. Aquí se narra la vida de Wolfgang Amadeus Mozart (interpretado por Tom Hulce) y, por ende, a lo largo del filme se utilizan los temas compuestos por él.

Composiciones de Richard Wagner en Peliculas

Se sabe que Richard Wagner fue uno de los compositores preferidos de los poetas y filósofos. Por ejemplo, Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé y Paul Verlaine adoraban la música del alemán, al igual que Friedrich Nietzsche. Sin embargo, en el mundo del cine sus creaciones también han tenido importante participación.

Su célebre “Marcha Nupcial” ha sido incluida en un sinfín de largometrajes. Dentro de la lista se pueden subrayar: “Lo que el viento se llevó” (1939) de Victor Fleming, “Los caballeros las prefieren rubias” (1953) de Howard Hawks, “Gigante” (1956) de George Stevens, “Memorias de África” (1985) de Sydney Pollack, “Cuatro bodas y un funeral” (1994) de Mike Newell, “El hombre araña 2” (2004) de Sam Raimi, etc.

Asimismo, su apoteósica “Cabalgata de las Valquirias” ha formado parte de innumerables largometrajes con distintas propuestas temáticas. Por ejemplo, “Rebelde sin causa” (1955) de Nicholas Ray y “Apocalypse Now” (1979) de Francis Ford Coppola.